¿Porque escribí Interpretación Conceptual?

la vereda al pensamiento sustentable

 

Después de casi veinte años de haber escrito el Poder Natural de la Gente Sensata y seis años de haber publicado “El Otro Mundo”, y los malabares de la vida me impedían dar esta obra a conocer. Me di la tarea de hacer una gira con un grupo de amigos quienes también necesitaban promover su trabajo, José Antonio Tranquilino músico compositor y José Luis Rangel gran conocedor de historia, nos organizamos para hacer eventos en distintas casas de cultura. Nos presentamos exitosamente en El centro cultural “La casa de la Letra” Salvador Allende, en la alcaldía de Coyoacán el día 2 de septiembre 2017. ¿Cuál sería la desgracia que nos acechaba a tan solo 17 días?  Como un golpe mortal puso fin a nuestra gira por la ciudad, justo en el aniversario del terremoto de 19 de Septiembre 1985, cinco estados de la república fueron severamente sacudidos y la tierra se cuarteo, dejando damnificada a millones de personas que jamás han sido cuantificadas.

Como es sabido la solidaridad de los mexicanos no se dejó esperar. Rápidamente se organizaron las personas para rescatar heridos en los inmuebles dañados. Además, al conocerse el severo impacto en Oaxaca, Chiapas, Morelia, Michoacán y Puebla, para estos estados, también se hicieron grandes acopios de donativos para los millones de afectados, gente traumada viviendo a la intemperie por el derrumbe de techos y muros.

Este terremoto misteriosamente fue anunciado como de 7.1 en la escala de Richter. A pesar de haber durado solamente 20 segundos, causo más destrozos que cualquiera otro terremoto de los últimos cien años. Por una parte, ese día la tierra se fracturó por dentro de manera que los antiguos lagos de Xochimilco y Milpa Alta han perdieron su caudal, algunos geólogos están estudiando esta falla.

Por otra parte, el Instituto de monumentos históricos declaró que cerca de cuatrocientas edificaciones del siglo 16 y 17 también fueron severamente dañadas, los campanarios decapitados, naves de iglesia y haciendas se colapsaron. Esta calamidad ocurrió sin que los medios de comunicación le dieran difusión, el sismo fácilmente estuvo por encima de 8.9 grados, pero como observadora me percaté de la gran discrepancia y que en las fuentes noticiosas prefirieron ignoraron todo y todas las desgracias.

Sin embargo, la gente desamparada agobiada y físicamente lesionada buscaba refugio y ayuda. Naturalmente cientos de personas y organizaciones se movilizaron para distribuir los donativos a regiones del país desconectadas por derrumbes en los caminos y falta de electricidad y agua. Cuál sería la sorpresa de los voluntarios cuando fueron detenidos por retenes militares en los caminos, quienes decomisaron todo su cargamento. Atónitos recibieron una excusa; “Están concentrando los donativos en bodegas de acopio para que los gobernadores decidan a quién se le asignarán dichos donativos.” Y con eso nadie supo que sucedió, pero en los pueblos damnificados jamás llego nada. Esta no es una práctica nueva, el oportunismo del crimen organizado se vio durante el sismo de 1985 donde los acaparadores tomaron toneladas de ropa y otros enceres donados que llegaron del extranjero al aeropuerto capitalino y que vendieron después.

La calamidad fue devastadora, no bastó que millones de personas estuviesen despojadas de su vivienda por el temblor, aparte fueron flagelados por la indiferencia miserable de seres desalmados. Hubo zonas de la ciudad de México tan golpeadas, jamás reportadas y pareciera que éstas zonas estaban ya asignadas para ser subastadas a los buitres de la construcción. Por fuentes fidedignas supe que meses después, efectivamente gran número de las personas que vivían en la capital preguntaron a sus familiares en las zonas afectadas sí recibieron algún donativo de los que se habían enviado, pero nada, pasaron los meses y años y así se quedaron.

 

¡Pensé esto es el colmo! Ya no podemos ignorar esta serie de desgracias completamente inconcebibles, hurgué por todos los rincones de mi imaginación, con el fin encontrar un recoveco por donde se pudiera debilitar la estupidez y mezquindad humana.

 

Inesperadamente apareció la solución al ver las estadísticas de los temas más concurridos en la red de internet, “los idiomas” es un tema muy socorrido, cientos de maestros de lenguas suben sus lecciones prometiendo al participante un ¡aprendizaje instantáneo!  porque curiosamente la gente desea entender y hablar con otras personas fuera de su lengua habitual.

© 2004 ct. Proudly created by  KARTAGRAPHIX

  • Facebook App Icon
  • YouTube App Icon